Sentim les llibreries, una iniciativa centrada en los comercios locales que llega para… ¿Quedarse?

La iniciativa empezó el 13 de mayo y casi ha alcanzado las 1500 inscripciones

Sara Carlos/València 28.05.2020 | 12:00

Cartel
El cartel de la iniciativa está diseñado por la ilustradora Sara Luz. Sentim les llibreries

Un amigo invisible que te regala un libro comprado en un establecimiento local es la premisa con la que surgió Sentim les llibreries, una iniciativa impulsada por la gestora cultural y escritora María Bastarós. «La idea es que esto se acabe estableciendo como una fecha anual que suponga para las librerías otro momento de desahogo económico como es la Feria del Libro o Navidad», anuncia la también historiadora.

María Bastarós indica que les gustaría consolidar Sentim les llibreries en una fecha «lo más separada posible de esas dos para que se convierta en un momento en el que las librerías reciban un empujoncito todos los años».

Instrucciones para participar.
Instrucciones para participar en la iniciativa. Sentim les llibreries

El proyecto, que finalizará el próximo 15 de junio, empezó a gestarse en un grupo de WhatsApp que se creó con la finalidad de idear una iniciativa que combatiera la pandemia, la cual también ha afectado a las pequeñas librerías.

«Al final es una traslación de algo que hago yo con mis amigas en Navidades», explica la gestora cultural, que elaboró un documento donde explicaba esta actividad y compartió con sus compañeros, a los que les gustó y se dispusieron a plasmarla a gran escala.

De modo que crearon equipos de prensa, gestión y traducción en pocos días y ahora han añadido la colaboración de «una informática de confianza» a quien le consultan las dudas que surgen, porque «han ido saliendo algunos incendios» que han tenido que apagar de improvisto.

«Todo es altruista, ya que ninguna de las personas que estamos involucradas nos llevamos nada», asegura la escritora, que si finalmente se asienta la iniciativa, explica, buscarían alguna manera de pagar a las personas que dedican tantas horas al proyecto.

Los negocios que participan en Sentim les llibreries han reabierto sus puertas. Sara Carlos

Los comercios que participan en esta iniciativa son la librería United Minds, especializada en escritores africanos; Somnis de Paper, ubicada en Benetússer; Bartleby, que aúna libros y vino; Berlín, dedicada a la narrativa contemporánea y el libro infantil; Imperio, que organiza eventos culturales; Gaia, afincada en Benimaclet desde 1994; La Repartidora, especializada en pensamiento crítico;  Ramón Llull, que lleva a cabo actividades culturales; La Batisfera, que vende libros nuevos y de segunda mano; La Primera, que también organiza talleres; La Rossa, especializada en escritoras; Leolo, dedicada a los más pequeños; Primado, situada en la avenida que le da nombre; Railowsky, que además de un fondo general de libros cuenta con volúmenes de formación universitaria, y Bangarang, especializada en cómic e ilustración.

La poetisa Mamen Monsoriu decidió abrir una librería donde celebrar también actividades culturales a finales de 2019. «El golpe ha sido muy duro y va a costar recuperarse», manifiesta la dueña de Imperio de Libros, que se unió a la iniciativa a raíz de la escritora Paola Muñoz, que se lo comentó y, aunque al principio Monsoriu se mostraba reticente a participar en más iniciativas por falta de tiempo, finalmente aceptó.

La escritora afirma: «Cuando vi la iniciativa no pensaba que iba a ser tan bonita, però me cautivó». Asimismo manifiesta que en València, la sociedad está muy concienciada con la cultura y los comercios pequeños, por lo que tienen «mucha suerte».

El formulario

Cuando el usuario accede a la página web se encuentra con el formulario, en el que en primera instancia ha de utilizar un pseudónimo para garantizar que nadie pueda conocer sus datos reales. A continuación tiene que introducir una dirección de correo electrónico para que sea empleada «en caso de necesidad por parte de la organización» y, en la tercera pantalla, introducir la edad. Finalmente, tiene que rellenar unas líneas sobre los temas que más le interesan y elegir la librería dónde quiere recibir el libro sorpresa, donde también encargará el regalo para su respectivo amigo invisible.

La inauguración de la librería «tuvo una acogida impresionante», recuerda Monsoriu, y tras volver a abrir las puertas al público, la escritora se muestra agradecida de que las personas estén volcándose e intentando ayudar a superar esta situación, ya que el primer año lo tenía que dedicar a cubrir gastos y «cuando todavía estaba en ese proceso ha pasado esto».

«Entra menos gente, pero la gente que entra compra, que eso es algo que no pasaba, antes las personas entraban a mirar y ahora el público es más efectivo, por decirlo de alguna forma», explica Mamen Monsoriu.

Hasta ahora llevan casi 1500 inscripciones desde el pasado 13 de mayo, que lanzaron la iniciativa. «Yo sí que esperaba que tuviese éxito, pero no podría haber adelantado un número, porque no sabía cómo de amplio era el target», indica Bastarós, que añade: «Hemos tenido que poner un tope de participantes, porque al ser una experiencia piloto, más de 2000 inscripciones es algo que no queremos manejar».

Sentim les llibreries está a punto de finalizar su primera edición, en la que se han volcado escritores, librerías, ilustradores… Y ahora, queda deliberar si finalmente continuarán la iniciativa para consolidarla como cita literaria ineludible.

Contribuye a la continuidad de El lápiz mediterráneo con la cantidad que consideres:

¿Qué opinas?