Lektu, una ventana de venta de contenido digital

La plataforma cuenta con libros físicos, ebooks, audiolibros y juegos de mesa
Lektu ofrece libros, podcast, audiolibros, etc.
Lektu aúna una diversidad de productos en su plataforma. Sara Carlos

El confinamiento en España ha avivado la lectura en la sociedad, como ha experimentado la plataforma de venta de contenido digital Lektu. «Durante la cuarentena hemos multiplicado por ocho el número de descargas y visitas», ha manifestado el CEO de Lektu, David Fernández, y ha concretado: «Nos está trayendo entre 400 y 500 registros y miles de descargas al día».

Fernández dirige Lektu, que se fundó en 2014 con un catálogo de unos 400 libros a raíz de que el editor de Juego de Tronos en España, Alejo Cuervo, quisiera montar una plataforma propia para vender él mismo estos libros en formato ebook con la particularidad de que las obras no tuvieran protección anticopia, conocida como DRM, medida que imposibilita la libre circulación de los libros.

La oferta de la plataforma no ha dejado de crecer desde entonces hasta alcanzar los 8.591 títulos con los que cuenta actualmente.

«En el mundo de la autoedición, es decir, de los autores que se publican a sí mismos, hay mucho hueco y hasta que no dejamos entrar a estos escritores que te suben solo un producto, no empezamos a crecer de verdad», ha explicado Fernández, que considera que los comienzos de Lektu se desarrollaron «muy despacio», ya que al principio contaban con muy pocas editoriales.

Lektu empezó con un catálogo de alrededor de 400 libros y ha alcanzado los 8.591 títulos en la actualidad

Eduardo Norte es uno de estos autores que compartieron su trabajoen la plataforma. El escritor valenciano había presentado su relato El panadero a la Antología Iridiscencia, por el que obtuvo una mención de honor y «muy buenas críticas por parte del jurado», hecho que le motivó a dar a conocer la historia de Carlo.

El control que ofrece Lektu al autor sobre la publicación, en cuanto a la elección del precio y la portada, entre otros aspectos, es una de las características que más le gustan a Norte, pero que a su vez, la considera una desventaja, ya que puede que la obra no tenga «unos filtros de calidad mínimos».

De hecho, solamente se han retirado tres libros de Lektu «porque era contenido susceptible de mal gusto», ha explicado David Fernández, que afirma que no entran a valorar si una obra es buena o mala.

Sin embargo, el CEO manifiesta que tienen en cuenta que es una página pública donde puede acceder público muy joven, por lo que sí han solicitado en alguna ocasión que se cambiara alguna portada o se modificara la sinopsis de algún libro, sobre todo en género erótico.

Lektu no solo ha experimentado un aumento en el número de libros que ofrece, sino también en su variedad de productos, que se compone de libros físicos y digitales, juegos de mesa imprimibles, audiolibros y podcasts, entre otros productos.

La hermandad de los dragones: La noche del silencio es el primer libro de la saga que está escribiendo Mar Hernández, que ha publicado el prólogo del mismo en formato audiolibro en Lektu y la obra en digital y físico en Amazon.

La autora ha explicado que lo han comprado bastantes lectores en todos los formatos, aunque ha afirmado: «Creo que la gente está más por la labor de leer que de escuchar, pero pienso que poco a poco va a ir cambiando».

La hermandad de los dragones: La noche del silencio en ebook y audiolibro.
La hermandad de los dragones: La noche del silencio en libro electrónico y el prólogo en audiolibro. Sara Carlos

Hernández conoció Lektu por el movimiento que generaba la plataforma en los autores presentes en redes sociales. «Cuando hacían un relato para algún concurso y no los seleccionaban, lo subían a Lektu y lo ponían en pago social, de manera que lo promovían por las redes», ha apuntado la autora.

Estas experiencias le animaron a utilizar la plataforma, por lo que pensó: «Tengo relatos que no me van a pagar por ellos, porque no tienen la calidad suficiente». De modo que Hernández subió sus relatos en pago social para «enseñar una muestra» de su estilo de escritura para que el público decidiera si le gustaban sus obras.

«Yo soy partidaria de que te den una pequeña muestra del libro, porque puede que no te guste», ha manifestado la autora, y ha añadido: «Soy muy concienzuda con el tema de la calidad, de manera que, si no está corregido ni perfecto y no estoy a gusto con mis estándares de calidad, no voy a cobrar por ello».

Los métodos de pago

Lektu ha incorporado diferentes «métodos de pago que no son habituales en el mundo del libro», ha explicado el CEO. La plataforma cuenta con el convencional pago fijo, pero también dispone del pago social, que permite descargar el libro a cambio de publicar un tuit o un post en Facebook informando de que estás adquiriendo ese producto; el pago dinámico, en el que el productotiene un precio mínimo, pero el usuario puede abonar más si quiere; el pago si te gusta que consiste en adquirir primero la obra y después poder pagar si te ha gustadoy el pago por follow,en el que el usuario se descarga el libro a cambio de seguir al autor.

Algunos de estos modelos de negocio están importados del mundo de los videojuegos y del mercado inglés. «Nosotros somos de copiar ideas», ha asegurado Fernández, que explica que cogen conceptos, les dan la vuelta y los incorporan a su plataforma. Asimismo, Fernández ha indicado que «La mayoría son descargas gratuitas» y señala que el objetivo del modelo de negocio de Lektu «es convertir esas descargas gratuitas en clientes y esos clientes en futuros compradores».

Eduardo Norte también optó por el pago social, porque El Panadero era su primera autopublicación y «no estaba muy interesado en ganar dinero», sino que para él era más importante en aquel momento que la gente le leyera y «para eso, el pago social es muy útil», explica.

El escritor está corrigiendo actualmente algunos manuscritos, entre los que se encuentra un relato que saldrá este año en una antología, además de una novela corta que espera «que vea la luz en algún momento» y ha afirmado que si no es con editorial, será autopublicada.

Más de doscientas editoriales trabajan con Lektu

Lektu continúa con la primera premisa que se estableció en su fundación de no incluir el DRM, medida que no ha impedido a más de doscientas editoriales trabajar con esta plataforma.

Alejo Cuervo es muy combativo con el discurso antipiratería, ha apuntado Fernández, ya que «su pensamiento como editor es: para que la gente no piratee, voy a ponerle las cosas fáciles y unos precios justos».

El siguiente paso que quiere dar el equipo de Lektu es lanzar su página con la versión en inglés, un objetivo que «está pendiente desde hace tres años», ha señalado su CEO, David Fernández, aunque la plataforma ya cuenta con usuarios de muchos países extranjeros.

Contribuye a la continuidad de El lápiz mediterráneo con la cantidad que consideres:

¿Qué opinas?