Eloy Cánovas: «Tengo un libro terminado, pero no siento que sea el momento de publicarlo»

El poeta explica que hay editoriales que se fijan en los seguidores que tiene el autor

Sara Carlos/Alacant 28.05.2020 | 12:18

Eloy Cánovas
Eloy Cánovas, poeta. Eloy Cánovas

El alicantino Eloy Cánovas escribe poesía y prosa poética en su blog y redes sociales, en cuya cuenta de Instagram tiene casi doce mil seguidores. Le resta importancia a la fama y considera que sus versos gustan tanto a la gente porque lo transmite de manera sencilla y directa. Y es que Cánovas escribe frases cortas, pero contundentes, que mezclan realidad y esperanza.

¿Qué le impulsó a compartir su poesía por redes sociales?

Principalmente los mensajes de agradecimiento, porque el primer impulso que te puede llevar, saltando el ego, es la sensación o el sentimiento de que lo que haces es útil.

En base a los seguidores que tiene, es usted un influencer, ¿esto determina su trabajo?

Influye, pero no es importante. El número de seguidores no significa calidad y más hoy en día donde prácticamente, si te informas un poco, puedes saber cómo comprar esos seguidores. De cara a la sociedad sí que influye. Hay editoriales que tienen muy en cuenta el número de seguidores que tienes y tu actividad en las redes sociales para que te publiquen tu libro o no, pero al uso, lo que realmente es el valor, no influye. Es ahí donde observo que todos mis seguidores son muy buenos, incluso mejores que a aquellos a los que siguen veinte mil.

¿Qué cree que provoca que sus mensajes le gusten al público?

Creo que la poesía hoy en día está bastante prostituida. Considero que la poesía es como la filosofía: si no te invita a pensar es un simple aforismo. Pienso que a la gente le gusta lo que hago porque lo digo de una manera muy mundana. Hago una poesía simple, alejada del romanticismo, porque no me considero nada romántico. Por tanto, creo que simplemente les gusta porque hablo desde la perspectiva de una persona normal.

«La poesía es como la filosofía: si no te invita a pensar es un simple aforismo»

Tras varios años compartiendo su poesía en redes sociales y el éxito que le aporta, ¿se ha planteado en algún momento publicar un libro?

Muchas veces, pero para que una editorial publique tu libro hoy en día, volviendo a la segunda pregunta, tiene muy en cuenta el número de seguidores y la capacidad de influencia social, por lo que no está al alcance de todo el mundo. Tengo un libro terminado, pero no siento que sea el momento de publicarlo, sobre todo quiero que sea autoeditado porque hoy en día, en el momento que escupes tus ideas en las redes sociales dejan de ser tuyas. He pensado muchas veces en publicarlo, pero creo que no es el momento ni tampoco que vaya a usar bien los medios, por eso, voy a esperar un tiempo más.

En una entrevista en 2017 señalaba que la sociedad critica en redes sociales al que es diferente, ¿sigue pensando lo mismo?

Sí, en redes sociales y creo que en todo el mundo. Ser diferente o ser tú tiene un precio y te van a criticar igual. Como vivimos en un mundo con una falta de autoestima brutal, la gente tiene la necesidad imperiosa de sentirse aceptado y la única manera en este mundo de comprar aceptación es vendiéndote, es decir, no siendo tú.

«La poesía está siendo tan prostituida que hoy en día el poeta no está muy definido a qué se dedica»

Hace poco hablaba en una de sus imágenes de Instagram sobre la felicidad low cost que se muestra en redes sociales, ¿cree que ha aumentado este fenómeno durante el período de cuarentena?

Sí, porque hay gente que tiene mucha creatividad y le pone mucho humor y hace memes. Pero sí, la felicidad low cost que se promulga en redes sociales es peligrosa, porque esa manera en la que te dicen que mereces ser feliz y que deberías ser feliz mediante todas esas frases hechas que siempre son muy fáciles de escribir crean frustración. Ese tipo de psicología, coaching o poesía de la felicidad, es dañino, porque parece que le digan a una persona que está pasando por un mal momento: «No eres feliz porque no quieres». Cada uno pasa sus propios infiernos y la felicidad de bajo coste hace mucho daño y es una de las cosas que no me gustan de las redes sociales.

La poesía no es su medio de vida, ¿le gustaría vivir del contenido que publica en las redes sociales?

Trabajo en logística desde hace veinte años y por suerte no vivo de la poesía, porque eso tiene que ser duro y a día de hoy creo que nadie vive de ella. Me parece imposible hacerlo con la cantidad de competencia que hay y, volviendo a la pregunta de antes, la poesía está siendo tan prostituida que hoy en día el poeta no está muy definido a qué se dedica.

Durante los días de confinamiento a causa de la emergencia sanitaria por Covid-19, ¿ha escrito algún texto que tenga previsto publicar próximamente?

Sí, pero ya hay mucho en redes sociales y a mí no me gusta hacer lo que hace la gente. Sí tengo pensado publicar algo, pero quiero darle una forma diferente y aún no tengo decidido cuándo lo haré.

Contribuye a la continuidad de El lápiz mediterráneo con la cantidad que consideres:

Deja un comentario